Investigación

Frente a la Teoría de las Emociones Básicas, el modelo de afecto nuclear (Russell, 2003; Russell y Feldman-Barrett, 1999; Fernández-Dols y Russell, 2003) propone que las emociones básicas no son fenómenos auto-contenidos con características necesarias y suficientes que las distinguen de otras emociones, sino que son la resultante de una combinación de procesos más básicos –relacionados con el procesamiento del afecto nuclear—que en nuestra experiencia subjetiva cotidiana identificamos como emoción. En esta perspectiva el proyecto de investigación del equipo (MICINN PSI2011-28720) concentra actualmente su atención en varias líneas de investigación sobre emociones: experiencia, expresión, pautas de acción y conocimiento cotidiano de las emociones.
Experiencia emocional
En esta línea venimos desarrollado instrumentos de medida analógicos con el objetivo de recoger información específica sobre el grado de simultaneidad de las emociones mixtas (emociones de valencias opuestas experimentadas de manera simultánea), datos imprescindibles para resolver el debate abierto entre los modelos bipolares y univariados del afecto. La “Escala Analógica para la medida de las Emociones” (AES) ha resultado un instrumento fiable y válido para describir el flujo de las experiencias emocionales mixtas (Carrera y Oceja, 2007; Oceja y Carrera, 2009). Incluida en este área de investigación hemos iniciado una serie de trabajos con el objetivo de mejorar la evaluación de a) la empatía y el estrés personal asociado a diferentes presentaciones de situaciones de necesidad como es la presentación de la víctima como “una entre otras víctimas” y sus consecuencias sobre la conducta de ayuda; y b) evaluación de emociones orientadas al futuro implicadas en la predicción de conductas de riesgo como son las emociones anticipadas y anticipatorias.
Conocimiento cotidiano de las emociones
Esta línea de investigación se remonta a la organización, en 1995, de un seminario sobre conocimiento cotidiano de las emociones (vid. Russell & Fernández-Dols, Manstead & Wellenkamp, 1995). En la actualidad estudiamos los problemas ligados a la traducción de categorías naturales de emoción y, en especial, la falta de correspondencia precisa entre conceptos considerados habitualmente sinónimos en la traducción. El punto de partida para esta línea de trabajo se centró en los problemas de la traducción de “vergüenza” y “shame” (Hurtado de Mendoza, Fernández-Dols, Parrott y Carrera, (2010).
Expresión emocional
La falta de relación necesaria y suficiente entre la experiencia de las llamadas emociones básicas y la producción de expresiones prototípicas aparece claramente fundamentada en numerosos trabajos del equipo sobre expresiones faciales espontáneas en situaciones de intensa experiencia emocional. En esta línea hemos investigado el comportamiento facial ligado a situaciones de intensa felicidad (Fernández-Dols & Ruiz-Belda, 1995), intenso placer (Fernández-Dols, Carrera & Crivelli, 2011) y alegría (Ruiz-Belda, Fernández-Dols, Carrera & Barchard, 2003). Igualmente, hemos estudiado el papel de los factores contextuales en la atribución de emociones a expresiones faciales (por ej., Fernández-Dols, Carrera, Barchard y Gacitua, 1998). Para estos resultados hemos propuesto algunos marco de interpretación teórica (vid. Russell & Fernandez-Dols, 1997; Fernández-Dols, 1999).
Pautas de acción-conductas
En este área estamos trabajando en mejorar las predicciones que la Teoría de la Conducta Planeada (Ajzen, 1991) hace sobre la intención de realizar una conducta de riesgo (p.e. beber alcohol en exceso puntualmente), añadiendo la medida de emociones orientadas al futuro como son las emociones anticipadas y las emociones anticipatorias. Esta investigación la estamos ampliando sobre otros antecedentes inmediatos de la conducta como son la probabilidad estimada y el estar dispuesto (willingness) a realizar una conducta de riesgo. También en el contexto de las conductas de riesgo estamos investigando los efectos de diferentes tipos de mensajes emocionales sobre los antecedentes próximos de la conducta: mensajes emocionales mixtos versus negativos y mensajes emocionales en tiempo verbal perfecto versus imperfecto.